A la moda

moda toreraSe dice que la tauromaquia ya no está de moda, que hace tiempo dejó de estarlo, a los jóvenes no les interesa y el oleaje de cierto sector que no está a favor de las corridas de toros tampoco ayuda.

Es cierto que la tauromaquia no atraviesa por uno de sus mejores momentos pero sí que está de moda aunque algunos se empeñen en afirmar lo contrario y además, en los últimos tiempos cada vez se está acercando más a la juventud y a los más pequeños en universidades y colegios, que a fin de cuentas, serán los aficionados del futuro.

Muchos toreros también han querido aportar su colaboración invitando a los más jóvenes a acudir a las plazas subvencionándoles la mitad del precio de las entradas.

Pero hablando del mundo de la moda como tal, hay firmas españolas que han nacido gracias a la tauromaquia, se podría decir que crean moda taurina y la plasman en sus diseños.

Una de esas firmas españolas es Basmala, dedicada a la creación de complementos con toques taurinos, como se puede apreciar en  su colección de pendientes, pulseras, etc. con machos de trajes de luces.

También ha apostado por la moda taurina la torero Cristina Sánchez, que una vez retirada de los ruedos, decidió apostar por la moda impregnando sus diseños con detalles taurinos y además bautizando algunos de ellos con nombres de toreros o ganaderías como es el caso de su última colección.

Mira la Marela, es otra firma pionera en moda taurina y aportó una gran novedad introduciendo los bolsos realizados en tela de capote o las carteras de mano realizadas con los bordados y telas que se utilizan para la confección de los trajes de luces.

Otras firmas que han apostado también por la tauromaquia de alguna forma, aunque no la plasmen en sus diseños como las mencionadas, cuentan con toreros que son imagen de las firmas como es el caso de Montepicaza, representada por el  torero José Antonio Canales Rivera, o El Capote, contando con el matador de toros Juan José Padilla.

Pero además, la tauromaquia ha traspasado fronteras e incluso se ha subido a las pasarelas adaptándose a la moda flamenca, presentada en la edición de SIMOF 2011, donde se presentó una evolución del traje de flamenca con elementos que conjugaban el tradicional volante con bordados característicos del traje de luces.

Una de las colecciones del prestigioso diseñador Francis Montesinos, también representó la tauromaquia llevando por nombre “al quite”, donde el modelo estrella era un traje de luces adaptado a un traje de chaqueta y pantalón.

Hay motivos de sobra para demostrar que la tauromaquia está de moda, sólo es cuestión de querer defenderla, entenderla y sobre todo, respetarla tal y como es.

Verónica Ruiz