Fernando Sánchez: “Un triunfo así no se puede ir por la espada”

_DSC0053Declaraciones de los tres novilleros protagonistas de la tarde.

Instantes antes de abandonar el Coso de Los Califas, los tres novilleros nos daban sus impresiones sobre el festejo. Rafael Reyes, que cumplía su tercera feria actuando sin picadores en Córdoba, expresaba que “no ha ocurrido lo que pretendía, ya que sobre todo después de lo que ocurrió en la novillada del otro día, la intención era salir por otra puerta distinta, pero no ha podido ser. En parte por mí y en parte por las circunstancias, no se ha podido redondear un triunfo”. Respecto a sus dos actuaciones, Rafael destacaba que “en el segundo he intentado mostrar mayor disposición desde el recibo de capote y con las banderillas. De todas formas, desde la profesionalidad, creo que ninguno de mis dos novillos ha tenido verdaderas posibilidades de triunfo”. Tras esta actuación, “toca pensar en lo que pueda venir”, concluye el novillero cordobés.

Por su parte, el venezolano Antonio Suárez se mostraba “muy contento de haber podido debutar en una plaza de primera española tan importante como Córdoba. Lástima que en mi primero no haya podido lucir, pero por suerte en el segundo he podido mostrar algo de mi concepto”. Este segundo novillo de su lote lo brindó al empresario Ricardo Ramírez. “Le estoy muy agradecido, tanto a él como a su familia y a su socio, por haberme dado esta oportunidad”. Suárez, que ya cuenta con los estudios de medicina finalizados en su país, nos asegura que sigue firme en su intención de hacer carrera en el toreo. “La medicina puede esperar. Yo sigo queriendo ser torero”

El debutante, Fernando Sánchez, a pesar de haber protagonizado los momentos más lucidos del festejo, se mostraba apesadumbrado por perder la Puerta de Los Califas con los aceros. “Estoy contento por el debut de luces y además en una plaza tan importante como Córdoba, pero no se puede ir un triunfo así por la espada”. Aún con ese disgusto, el joven sevillano hacía balance de su actuación. “Creo que siempre se puede estar mejor. Venía sólo con una becerrada y con el capote no he estado bien. Después, me ha gustado estar cerca del segundo novillo cuando se ha parado y varios muletazos por el lado derecho, pero el triunfo se me ha ido con la espada y eso no puede ser”, reiteraba. Sus compañeros de la escuela taurina de Córdoba, a los que ha brindado el sexto novillo, le esperaban a su salida por la puerta de cuadrillas, donde le ha tributado una calurosa ovación y le han acompañado hasta abandonar el Coso de Los Califas.