La delegada del Gobierno se reúne con el equipo gubernativo de “Los Califas” para coordinar la temporada

La delegada del Gobierno, Rafi Crespín, se ha reunido con el Equipo Gubernativo, veterinarios y asesores de la Plaza de Toros de Córdoba de cara a mantener un trabajo coordinado con motivo del inicio de la próxima temporada taurina en Córdoba, que tiene su mayor exponente con la Feria de Nuestra Señora de la Salud. Durante el transcurso de este encuentro, se ha informado de la incorporación de Antonio Ramírez Sánchez como Veterinario titular, con una importante experiencia en diferentes plazas de la provincia.

La delegada del Gobierno ha expresado la confianza y apoyo por parte de la Delegación del Gobierno a la labor desempeñada por estos profesionales, dentro de las  funciones que les corresponden en el desarrollo de la fiesta. Asimismo se han establecido  las líneas principales de la temporada taurina próxima, con el fin de coordinar y reforzar el espíritu de equipo entre sus componentes.

Además  Crespín ha explicado que en este encuentro se ha abordado la Instrucción 2/2016 de la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil sobre determinados aspectos de la ordenación y control administrativo de la celebración de los espectáculos taurinos de obligado cumplimiento, y con carácter especial para las plazas de Primera y Segunda categoría de Andalucía.

Dicha Instrucción establece determinados aspectos del desarrollo de los festejos taurinos, por lo que se refiere fundamentalmente a la labor desempeñada por los delegados de la autoridad y los veterinarios, en  cuestiones como realización de los reconocimientos post morten y toma de muestras biológicas, control de que el equipo médico quirúrgico se adapta a lo dispuesto en el Real Decreto 1649/1997, composición de las cuadrillas, tanto en número de componentes,  identificación, alta en Seguridad Social o sustituciones de sus miembros, reconocimiento de los caballos de picar, así como verificación de los materiales para la lidia o transporte de las reses.

Crespín ha señalado que de lo que se trata es de apoyar y dar garantías jurídicas, legales y artísticas a una fiesta de interés para la Junta de Andalucía, mostrar el apoyo a la misma por parte de la Delegación del Gobierno y subraya el compromiso con la fiesta de los toros como patrimonio de la cultura andaluza. Como ha indicado la delegada, el Gobierno andaluz está obligado a preservar este patrimonio como elemento de la cultura y tradición andaluzas.

La delegada ha expuesto durante este encuentro que la fiesta de los toros sigue siendo en Andalucía “mucho más que un espectáculo público y cultural”, porque posee también una “gran importancia ecológica, para la protección del ecosistema de la dehesa, y económica, con la existencia de más de 1.200 empresas ganaderas especializadas en la cría del ganado de lidia que generan un importante número de puestos de trabajo”.

Crespín ha apelado al “diálogo, consenso y trabajo conjunto de todas las partes implicadas para permitir continuar enriqueciendo la fiesta de la tauromaquia y ampliando los beneficios económicos, ambientales y culturales que proporciona la misma.

En el encuentro han estado presentes los presidentes de la plaza, los delegados gubernativos, veterinarios y asesores técnico.-artísticos. Durante la reunión la delegada del Gobierno ha expresado su confianza y apoyo a todos ellos y a la labor desempeñada por estos profesionales, dentro de las importantes funciones que les corresponden en el desarrollo de la fiesta. Así como establecer las líneas principales de la temporada taurina próxima, con el fin de coordinar y reforzar el espíritu de equipo entre sus componentes. Asimismo Crespín ha resaltado el papel realizado por los equipos, la buena integración entre sus componentes y las buenas relaciones entre ellos, que redundan en un eficaz desempeño de sus funciones.

Balance espectáculos taurinos 2016

La delegada del Gobierno ha destacado la labor de los componentes de los equipos taurinos para que durante la pasada  temporada  se celebraron en la provincia de Córdoba un total de 63 espectáculos. De ellos, 39 corresponden a festejos taurinos populares, desarrollados en Alcaracejos, Almedinilla, Añora, Benamejí, Cabra, Carcabuey, Cardeña, Conquista, Dos Torres, El Guijo, Lucena, Pedroche, Pozoblanco, Torrecampo, El Viso, Villanueva de Córdoba, Villanueva del Duque y Zambra.

Se celebraron seis corridas de toros en Cabra, Córdoba, Pozoblanco y Priego de Córdoba, cuatro festejos mixtos en Dos Torres, Lucena, Montoro y Villanueva de Córdoba, tres festejos de rejones con toros en Córdoba, Lucena y Pozoblanco, una novillada sin picadores en Córdoba, un festival en Córdoba y una becerrada en El Viso, así como un espectáculo de forcados en Lucena. Por otra parte, se impartieron siete clases prácticas en Almedinilla, La Carlota, Córdoba, Lucena y Pozoblanco.