“Lagartijo”: “Empiezo tarde, pero iré a por todas”

DSC_0624

El novillero cordobés inicia su temporada este sábado en Almadén

A buen seguro, cuando se quitaba el vestido de torear el pasado 4 de octubre, tras cortar tres orejas y un rabo a novillos de Rocío de la Cámara en Valera de Abajo, Javier Moreno “Lagartijo” no pensaba en que tardaría más de nueve meses en volver a enfundárselo para hacer el paseíllo. Y es que dieciséis actuaciones en su primera temporada en el escalafón de novilleros con picadores, con varios triunfos importantes, como el citado en la última novillada de 2015, la salida a hombros por la Puerta de Los Califas en Córdoba, o las cosechadas en Osuna o Utrera, así como su presentación en varias ferias de novilladas de relieve, tocando pelo en alguna de ellas, le otorgaban cierto crédito y le situaban en buena posición de cara al inicio de la nueva campaña.

Sin embargo, a pesar de que durante el invierno el novillero cordobés intentó dar los pasos que creyó adecuados para encarar con garantías el nuevo curso, con cambio de director artístico incluido, aunque manteniendo el mismo apoderado, Francisco Manuel Pla, los frutos esperados no llegaron y el parón se dilató más de lo deseado. “Lo he pasado realmente mal – afirma Javier –. Ver que la temporada empezaba, que se anunciaban las primeras ferias y distintas novilladas y que yo seguía parado, comenzó a hacerse duro”. La situación, sin duda, contrastaba con los objetivos que se habían marcado para 2016 y con los que, concretamente, se señalaban como prioritarios en la dirección artística que por entonces ejercía Agustín Parra “Parrita”. ¿Qué ocurrió? “Las cosas no rodaron como deberían. La realidad es que las primeras ferias pasaban y no arrancábamos. No se pudo entrar en Sevilla ni en Madrid, tampoco en Córdoba, ni en el festival de abril ni después en la feria, en la que no hubo novillada con picadores. Eso fue duro. No verme anunciado en mi tierra después de dos años consecutivos abriendo la Puerta de Los Califas era difícil de asimilar. A partir de ahí, ya me hice a la idea de que el parón iría para largo, aunque no por ser consciente de ello me dejaba de doler. Es cierto que uno a veces puede pensar que merece más de lo que realmente merece, pero creo que después de mi primer año con caballos, en el que se dejaron sensaciones muy positivas, quedarme parado así no era lo más merecido”. En esos meses, se fragua la decisión de cambiar de aires y se produce la ruptura entre “Lagartijo” y “Parrita”, una relación que, a la vista de los resultados, no dio los frutos esperados. “Me equivoqué – indica el novillero –. Poner mi carrera artística en manos de “Parrita” fue una decisión tomada con la intención de poder tocar y entrar en las ferias importantes, de dar un salto de calidad este año, pero está claro que esas intenciones al final no se llevaban a cabo, así que lo mejor era no seguir, cambiar el rumbo y buscar otro camino. Las expectativas iniciales y lo que yo creía ver en esa relación, no ha sido real”.

012A pesar de la dificultades, de ver cómo el tiempo pasaba sin que apareciese la primera fecha de la temporada, Javier Moreno ha seguido preparándose y mirando al futuro con cierto optimismo a la espera de una nueva oportunidad. “He intentado no venirme abajo, confiar en mis posibilidades y no abandonar la preparación. Si de algo me ha servido este tiempo es para convencerme de que todo lo que des nunca es suficiente, que hace falta aún más para aspirar a lo que quieres, y lo que yo quiero, por supuesto, es llegar a tomar la alternativa y hacerme un sitio en el toreo. Por eso estos baches también tienen su lado positivo. Te ayudan a pensar y a buscar aún más motivación para conseguir lo que uno pretende”.

Esa primera oportunidad de 2016 llegará este sábado en Almadén, en una corrida mixta en la que “Lagartijo” alternará con Manuel Díaz “El Cordobés” y Juan José Padilla, festejo organizado por la empresa cordobesa Campo Bravo. “Estoy muy agradecido a la empresa y a Antonio Sanz por esta oportunidad que, por ejemplo, no he podido tener este año en mi tierra. Además, será la primera vez que actúe en una corrida mixta con matadores de toros, aunque ya tuve la oportunidad de torear con ellos en el festival de Córdoba hace unos años. Será un honor hacer el paseíllo con dos figuras y alternar con ellos. Espero que, también, podamos triunfar todos y dar una tarde importante”.

lagartijoAhondando en su relación con la empresa Campo Bravo, Javier afirma que “he podido hablar con Antonio Sanz varias veces este año y siempre me ha transmitido su confianza y su apoyo. Ahora, me da esta oportunidad y la expectativa de poder seguir contando conmigo si las cosas ruedan, y la única forma en la que pueden rodar es triunfando, por eso a partir de este momento está en mi mano lo que me pueda deparar el futuro. Siento que se confía en mí, y eso es importante, como también lo es tener un apoderado como el que tengo, Francisco Manuel Pla, que en todo este tiempo no ha dejado de brindarme su cariño y darme ánimo”. Para el torero, comenzar la temporada a estas alturas no supone ningún hándicap. “Empiezo tarde, pero iré a por todas. Aún quedan cosas por cerrarse, ferias que todavía no están hechas y circunstancias que se pueden dar por el camino. Lo importante es que yo me gane estar ahí, que de el toque de atención necesario para que se cuente conmigo”.

Respecto a cómo podrá afectar el tiempo de inactividad ante el público y si se podrá ver una evolución en su toreo, “Lagartijo” afirma que “las sensaciones en el campo han sido muy buenas en todo este tiempo. En las últimas semanas hemos intensificado la preparación en los tentaderos y la verdad es que en todos me he encontrado bien, dando una dimensión buena. ¿Evolución? Creo que sí, debe haberla y espero que se pueda ver, pero además de evolución tiene que haber ambición, y eso es algo en lo que voy muy mentalizado. Tengo claro cuál es mi concepto; quien me ha visto, más o menos ha podido captarlo, pero sé que para llegar donde quiero eso no es suficiente. Sé cuál es el toreo que siento y que me gusta, aunque también tengo claro muchas veces habrá que salirse de los propios esquemas para poder triunfar y que lo que se consiga no sirva solo para mí sino que también tenga repercusión. Habrá que sentirse cuando se pueda uno sentir pero también arrear y ser ambicioso”.

1¿Y qué ambiciona “Lagartijo” para el futuro? “En primer lugar, triunfar en Almadén. De ahí depende la siguiente y de la siguiente las demás. Así que triunfar cada tarde que tenga por delante de aquí a final de temporada es mi primer objetivo. Después, como te decía, tomar la alternativa el próximo año, pero no sin antes presentarme en Sevilla y Madrid. Son objetivos que sé que puedo alcanzar, aunque no serán fáciles. Sigo pensando en que lo conseguido hasta ahora no es ni una mínima parte de lo que quiero conseguir en mi carrera. Y eso me motiva para seguir persiguiendo grandes metas”.

Juan J. Espinosa

Fotos: José Carlos Millán / Luis Miguel Parrado