Opinión: En Lucena falta Finito

finolucenaLa noticia de la vuelta los festejos mayores al Coso de Los Donceles lucentino, ahora parece que definitivamente tras años de “carteles fantasma”, es grata, sin duda alguna. Que una plaza de tan reciente construcción estuviese sometida a tan constante mal trato era una pena, más aún cuando en su constante declive estaba llevándose consigo la ilusión de la afición local, que ya miraba con desconfianza cualquier atisbo de “recuperación” que se le presentaba, por mucho que la ciudad de empapelara de cartelería. A la vista de los acontecimientos, bien hacía en desconfiar. Ahora, todo parece distinto. La empresa, Campo Bravo, viene avalada por su gestión en varias plazas de la provincia, también con alguna incursión fuera de ella, en las que ha mantenido continuidad y una oferta que, por lo general, ha funcionado en taquilla.

Campo Bravo desembarca en Lucena con un cartel del corte que viene ofreciendo en otros cosos recientemente recuperados, repitiendo, por ejemplo, el guión con el que inició su periplo en la vecina localidad de Cabra. Corrida mixta, para atraer tanto a público interesado en el toreo a pie como a caballo, y actuantes de tirón popular, para asegurar una buena entrada que cumpla con el deseado objetivo de recuperación. Gustos aparte, si el público acude y llena los tendidos, pocos “peros” se podrán poner, menos aún cuando, siendo sensatos, pocos hubiesen apostado por ver anunciado un cartel de otro corte en este debut lucentino de la empresa.

Dicho esto, por la plaza, por la fecha elegida, conmemoración de su décimo aniversario, y por lo significativo en esta década en el Coso de Los Donceles, se echa de menos un nombre en esa terna: Juan Serrano “Finito de Córdoba”. Hablo, y no me voy a esconder, como incondicional del toreo de Finito, pero también como aficionado y, creo, que desde la lógica. Finito fue el primer torero que desorejó por partida doble a un astado en “Los Donceles”, tras una buena faena, en la corrida inaugural, a un ejemplar de Santiago Domecq, de nombre “Arrinconero”. Un año después, en la corrida conmemorativa del primer aniversario de la plaza, compartiendo cartel con Sebastián Castella y Alejandro Talavante, volvió a hacer historia en el nuevo coso, indultando a “Liderado”, de Torreherberos, tras una memorable actuación – en la imagen -. “Liderado” fue y es el primer y único toro indultado hasta el momento en “Los Donceles”. Son estos, sin duda, argumentos de peso para considerar que Finito debiera estar el X aniversario de la plaza, en la corrida de su “reapertura”, como se ha catalogado también, de su deseada recuperación, que ojalá se consiga. Pero también, hay otro argumento, más pegado a la sensibilidad, pero no menos importante. Sigue siendo, que a nadie se le olvide, el año del XXV aniversario de alternativa de Finito de Córdoba. Un año en el que, al parecer, iba a hacer el paseíllo en varias plazas de la provincia gestionadas por la empresa Campo Bravo, en una especie de “tour” llamado “25 años de Tauromaquia Cordobesa”. Soy consciente de que la temporada aún no ha acabado y de que aún quedan varias plazas y ferias por llegar, pero también miro atrás y en ninguna lo he visto anunciado para actuar de luces.

Desconozco los motivos. Si se tratará de una falta de acuerdo en cantidad o calidad, o si, por el contrario, me estoy adelantando y lo mejor está por venir. Por eso iré al presente para, creo que en justicia, reclamar el nombre de Juan Serrano “Finito de Córdoba” en el cartel del X aniversario del Coso de Los Donceles, con todo respeto, obviamente, a los que están anunciados. Lo que venga, vendrá. Lo que hay, es evidente que dista mucho de lo que hace meses se proyectaba. Dicho queda. No es necesario añadir más.

Juan J. Espinosa

Foto: Fidel Arroyo