Opinión: Fino, un hombre valiente

finoloscalifasMuchas cosas se han dicho en estos casi treinta años que Finito de Córdoba lleva en los ruedos sobre su toreo y su persona: calidad, verdad, plasticidad, torería, elegancia, finura, técnica, cabeza, inteligencia, sentimiento, valor, ambición, afición, valentía. Unas veces, estas palabras se han utilizado de forma positiva y otras de forma negativa, aunque para mí una de las que definen mejor a Juan Serrano Pineda, “Finito de Córdoba”, o Fino como le gusta que lo llamen los más cercanos, es valiente.

Al torero se le presupone el valor simplemente por ponerse delante de un toro, pero para ser y sentirse TORERO hay que ser mucho más, hay que ser valiente, no solo como torero, sino también como persona, como hombre.

A lo largo de estos años Fino ha demostrado que es un hombre valiente por razones varias:

Porque siempre ha sido fiel a una forma de ser y de sentir.

Porque es honrado delante y detrás del toro.

Porque ha antepuesto los intereses de la tauromaquia y del toro a los intereses económicos e incluso a los de su propia familia.

Porque su amor y respeto profundo por el toro ha estado por encima de modas.

Porque ha optado por seguir siendo un romántico en el toreo, cuando lo que primaban eran los números y las estadísticas.

Porque siempre ha sido él mismo, aunque eso le haya costado no ocupar el lugar que se merece en el toreo

Porque ha preferido ser amigo de sus amigos, más que un torero del periodismo más rosa.

Porque pudiéndolo tener todo, hay que ser valiente para optar por el camino más difícil, más duro: el no defraudarse a sí mismo.

Por ser cien por cien Fino, por ser cien por cien Juan, pese a tener que haber vivido situaciones difíciles.

Gracias Fino, gracias, Juan, por ser y seguir siendo valiente más allá de lo valiente que es cualquier persona que se viste de luces y se pone delante de un toro.

Gracias  por ser tú mismo en cualquier parte… Grande Fino.

Carmen del Río

Foto: José Carlos Millán