Opinión: ¿Y por qué no “La Corrida de Los Patios”?

loscalifasCon sus luces y sombras, tanto taurinas como extrataurinas, ya ha quedado registrado en la historia del Coso de los Califas el festejo extraordinario que se celebró con motivo de su cincuentenario y que supuso, a la postre, el inicio de una nueva etapa del mismo bajo el auspicio de la todopoderosa FIT.

De la celebración de dicho festejo se pueden extraer dos conclusiones positivas que destacan del resto sobremanera. A saber: Por una parte, ha sido gratificante ver que, tal y como afirmó Pío Baroja sobre la ciudad, la Córdoba Taurina no está muerta, sino dormida. Por otra, ha quedado constatado que puede haber vida más allá de la feria.

Y es que el ver a once mil personas en los escaños del coso califal, tras el despropósito vivido el pasado año (por no ampliar el margen temporal en demasía), sólo puede ser motivo de satisfacción. Un dato por si alguien tiene dudas de ello: Una entrada similar hubiese supuesto en la vecina Maestranza sevillana un lleno de reventón, con gente en la calle.

Queda demostrado por lo tanto que en Córdoba hay potencial, mucha gente que gusta de ir a los toros. Se han hecho las cosas medianamente bien y se ha ofrecido un cartel atractivo. Y el personal ha respondido. Alguno atribuirá gran parte del éxito a la Asociación Española contra el Cáncer que ha tomado como suyo el acontecimiento y ha hecho las veces de despertador taurino. Cierto. La implicación de la sociedad cordobesa. He ahí la madre del cordero. Habrá que buscar pues esa implicación para el resto de festejos. En el tejido social de Córdoba el mundo peñístico tiene una gran relevancia. Quizás haya que mirar en esa dirección.

En Córdoba sólo va gente a los toros en feria”. Era éste un tópico muy manido en nuestra ciudad. Un tópico surgido quizás, de la incapacidad de algunos para confeccionar espectáculos atractivos y el intento de encubrir una mala gestión, justificando así entradas paupérrimas en carteles de medio pelo. Las once mil personas que asistieron a la corrida del cincuentenario se han encargado de desmentirlo.

Córdoba en patios y un cartel de lujo. Las circunstancias del cincuentenario han revelado un cóctel genuino. Una combinación cuya inclusión en el programa del mayo festivo sería más que deseable y debería sentar en una misma mesa a empresa, administraciones y agencias turísticas. Vista la respuesta de público el pasado día 9 se impone reconvertir “La Corrida del Cincuentenario” en “La Corrida de Los Patios” e institucionalizarla.

El calendario taurino está salpicado de eventos taurinos extraordinarios. Es el caso del Domingo de Resurrección sevillano, la “Beneficencia” madrileña o la “Goyesca” de Ronda ¿Acaso, con el transcurrir del tiempo y un buen trabajo, no podría convertirse “La Corrida de los Patios” en un evento del mismo calado? El reto está ahí. Sólo queda recoger el guante. Córdoba entera, y no sólo la taurina, saldría ganando.

Manuel Arrebola