Paco Ureña: “Aspiro a llegar donde mi corazón me lleve, a emocionar. Si eso es ser figura, sí, quiero serlo”

pacoureña4No es la primera vez que está anunciado en la provincia de Córdoba pero sí será, Dios mediante, la primera vez que le veamos trenzar el paseíllo en una plaza de nuestra tierra, siendo uno de los principales atractivos de la feria taurina de Priego y de la corrida que este sábado, con toros de Adolfo Martín, abre el abono. Es Paco Ureña, un torero que, más allá de los triunfos conseguidos, ha sido con su forma de alcanzarlos como ha llegado a los aficionados y se ha convertido en uno de los principales nombres demandados por estos en las ferias importantes, demanda no siempre atendida por quienes manejan los hilos del sistema. Sin embargo, eso es algo a lo que, por otra parte, se habituó el murciano hace tiempo, sin que ello signifique resignación y mucho menos rendición. La dirección de su camino es inalterable, y las huellas que va dejando, muy difíciles de borrar.

Paco, han pasado más de dos años desde nuestra última conversación. En aquella ocasión, lo hacíamos con motivo de la que iba a ser tu presentación en Córdoba, en la feria de mayo, truncada por las circunstancias que rodearon la suspensión del festejo. Y volvemos a hacerlo ahora que, por fin, vas a poder torear en tierras cordobesas.

Pues sí, afortunadamente es así. Ya ha llegado el momento. Nunca he toreado ni en la provincia ni en la capital. En este caso es en Priego donde voy a debutar en Córdoba y aunque no conozco la plaza, sí que me han hablado de ella, de que es muy bonita, así que me hace mucha ilusión torear allí por primera vez.

pacoureña3Echando la vista atrás, hacia aquella vez que hablábamos antes de tu fallida presentación en Córdoba, recuerdo que me contabas cómo después de unos años en los que las cosas no terminaban de venir de cara a pesar de los esfuerzos, el panorama comenzaba a cambiar en aquella época. Desde entonces hasta ahora, comprobamos que la tendencia ha seguido siendo positiva.

Así es. Por fortuna, día a día se han ido alcanzando pequeñas metas y se han ido subiendo peldañitos poco a poco.

¿Sigues, como me decías entonces, con la idea de no cuestionarte la justicia o injusticia en el toreo y planteándote el día a día como un reto de superación contigo mismo?

Es así como pienso y como actúo. No me ocupo de plantearme justicias o injusticias, porque cada persona, en el ámbito de su vida profesional o personal, tiene sus problemas, sus altibajos y sus cosas bonitas y feas. Yo en la vida procuro no quejarme, aunque siempre pueden surgir cosas que te puedan gustar más o menos, pero intento fijarme en el día a día y en lo más importante para mí, que es torear.

¿Qué balance haces de tu temporada hasta ahora?

Está siendo una temporada en la que ha habido una forma especial de entrar en los aficionados, con tardes que han sido importantísimas y que ahí quedan; ahí está lo hecho. Ahora el objetivo es pensar en terminar bien lo que queda de año y en afrontar el siguiente.

pacoureña5¿Te quedas con alguna tarde o con algún momento en especial de la temporada?

Para mí cada tarde ha sido importante, por la oportunidad de mostrarme como torero y de transmitir lo que siento en la plaza, por eso no me quedo con ninguna en especial, ya que ha habido muchas tardes, incluso en las que no se ha triunfado, que han sido muy importantes.

Además de las buenas sensaciones y de los triunfos, es una temporada que no ha estado exenta de dificultades a nivel físico, ya que iniciaste el año convaleciente de un percance y casi al inicio, entre tu primera y segunda tarde en Madrid, vino otro, decidiendo no pasar por el quirófano hasta no cumplir con ese segundo compromiso en Las Ventas. Esas son unas circunstancias que también te han puesto a prueba y dicen mucho de la actitud con la que has afrontado la temporada. ¿Cómo lo valoras?

Son muchos los años que llevo afrontando así mi profesión y mi compromiso con el toro, aunque quizá en esta ocasión se habló más de eso. Pero ha habido muchos días en los que he tenido que sobreponerme a mi merma física, pensando únicamente en torear. Afortunadamente, mientras pueda, lo seguiré haciendo.

pacoureña6En un año en el que se habla de la eclosión de los jóvenes y del relevo generacional en la parte noble del escalafón, con nuevos matadores que están entrando con fuerza, nos encontramos con un torero, como es tu caso, con 33 años y casi una década de alternativa, que también reclama su sitio. ¿Qué supone esta cuestión para ti?

No me considero el más adecuado para valorar este tema porque además creo que los toreros, jóvenes o no jóvenes, entran por lo que hacen en la plaza y no por otros motivos. Si ahora mismo están entrando toreros, es porque es nuestro deber y es lo que tenemos que hacer. Unos entrarán antes y otros entraremos después, con 36 o con 18, eso no importa. Aquí lo que verdaderamente importa es que cuando una persona pague una entrada y se siente en un tendido, en algunos casos después de haberse hecho cientos de kilómetros para estar ahí, lo haga motivado para ver a un torero. Lo demás no lo comparto.

¿Esperas que lo que estás consiguiendo este año te ponga en un puesto de salida mucho mejor para el próximo?

No espero nada de nadie, ni de la profesión, ni de nada. Solamente espero cosas de mí y de lo que el toro, cuando yo me entrego a él, me da. No comparto tampoco eso de posicionarse para salir bien un año, porque he vivido muchas experiencias, tanto de empezar bien y acabar mal, como al contrario, así que no me planteo eso de salvar una temporada para empezar la otra mejor. Me planteo mi vida y el toreo desde el punto de vista de dejar huella con lo que haga, de tener la capacidad de que la personas que han ido a verme a la plaza, incluso las que hayan ido a ver a otro torero y me hayan visto a mí, vuelvan a hacerlo. Eso es lo que a mí me motiva y lo que va hará que siga toreando o que deje de torear un día. Al final, el público es el que te pone en tu verdadero sitio, diciendo si te quiere ver o no.

 ¿Y a qué sitio aspira Paco Ureña en el toreo? ¿Te motiva llegar a ser figura?

Aspiro a llegar donde mi corazón me lleve y, sobre todo, a que cuando alguien se siente en el tendido, entienda o no entienda de toros, se emocione. Eso es lo que yo quiero. Y si eso es ser figura del toreo, pues sí, quiero se figura del toreo. Y si eso no es ser figura del toreo, pues no quiero serlo. Solamente quiero eso, no quiero más nada. No hay cosa que me llene más en mi vida que eso. 

Verdaderamente, es lo que se está percibiendo, pero ¿cómo defines ese toreo tuyo que tanto está llegando al aficionado?

Yo solamente intento expresar mi experiencia vivida en mi trayectoria como torero, tanto lo bueno como lo malo. Lo que ha marcado mi personalidad, como soy yo fuera del ruedo, es lo que intento expresar cuando me pongo delante de un toro. Y que las personas que me vean, vean esa transparencia y que yo soy así, que lo que hago es porque lo siento y me sale del corazón, no de una mentira o de algo fingido o forzado.

pacoureña2¿Podríamos decir que, en consonancia con esa transparencia que quieres expresar, es la de “Murciano”, de Adolfo Martín, en la feria de otoño pasada, la faena de tu vida hasta el momento?

Fue una faena importantísima, pero creo que la faena de mi vida es cada vez que estoy delante de un toro y logro, aunque sea durante unos segundos o en diez o doce muletazos, abandonar mi cuerpo. Con “Murciano” lo conseguí a ratos y con otros toros a lo largo de este año también lo he conseguido. Aquella fue una faena muy importante en mi vida pero también ha habido otras que me han enseñado mucho y me han llenado.

Hablando de “Murciano” y de su encaste, ¿se entendería tu carrera sin ganaderías como Victorino o Adolfo Martín? ¿Se podrá entender tu carrera en el futuro sin este encaste?

Yo no miro si es una ganadería u otra, sólo miro que es un toro, sea cual sea su hierro, aunque nunca hay que olvidar que son ganaderías especiales, con las que cuesta mucho trabajo expresarse un número de veces tan alto como con otras ganaderías, porque tienen muchos matices, y bueno, está claro que mi carrera está ligada a este encaste y mi vida estará marcada por las cosas bonitas que he conseguido con él. 

Precisamente con los toros de Adolfo Martín llega tu debut en la provincia de Córdoba. ¿Cómo valoras el cartel de Priego?

Se trata de un cartel muy atractivo, ya que Javier es un torero con una trayectoria muy amplia, maduro y cuajado, que ha tenido triunfos importantes con esta ganadería y con otras, y Daniel Luque, un torero joven con unas condiciones extraordinarias, que también ha conseguido cosas bonitas en el toreo. Yo me encuentro feliz de estar anunciado con ellos.

pacoureña7La situación de la plaza de toros de Priego, lleva inevitablemente a pensar en la situación por la que viene atravesando la plaza de toros de tu ciudad, Lorca. En el caso de las “Las Canteras”, que durante casi una década permaneció cerrada por estado ruinoso de varias de sus dependencias, se reformó y reabrió, gozando ahora de muy buena salud, tanto en lo que se refiere al edificio en sí como a los espectáculos que se vienen programando. Contrasta esta situación con la de “Sutullena”, tu plaza. ¿Qué se siente al ver que llega el décimo aniversario de tu alternativa y que no podrás celebrarlo en el ruedo de la plaza que te vio doctorarte?

Pues imagínate cuánto me hubiese gustado celebrar ese día en mi plaza, pero desafortunadamente no va a poder ser. Siento mucha pena, mucho dolor, mucha tristeza… Es una plaza que debería estar ya abierta para la ciudad, pues creo que ha habido tiempo más que suficiente para darle un remedio, pero parece ser que el arte nuestro, el arte de torear, debe ser el último. Es algo triste, muy triste, que olvidemos nuestras raíces y lo que la tauromaquia aporta a una ciudad en tantos ámbitos.

¿Le ves solución?

Tengo la esperanza y la ilusión de que se solucione. Quiero creer en la palabra de los que deben de dar el paso adelante, aunque es cierto que tarda mucho en cumplirse. Quiero creer en que se pueda hacer realidad ese sueño. 

 Juan J. Espinosa

Fotos: Álvaro Marcos / Arjona / Alberto CH / Juan C. Antón / Comunicación Paco Ureña / EFE