Puerta grande para un importante “Lagartijo” en Almadén

lagartijoalmaden8Javier Moreno “Lagartijo” ha iniciado su segunda temporada con picadores con un gran triunfo en Almadén que le reivindica como valor de futuro del toreo en Córdoba y del escalafón novilleril, dando un gran dimensión y un importante toque de atención ante lo que suponía un injusto parón en su trayectoria en la presente campaña.

No acusó la inactividad a Javier Moreno, que se mostró animoso recibiendo con el capote a su primero, un novillo de Guadalest que salía suelto y no le dejó estirarse a la verónica con continuidad, rematando el recibo con una vistosa revolera. Tenía movilidad el animal y así llegó al último tercio, evidenciando también calidad. Inició “Lagartijo” el trasteo de muleta con gusto, llegando al tendido desde el primer momento, toreando con mucha despaciosidad. Por ambos pitones muleteó Javier con largura y temple, en una faena variada que destacó en lo fundamental y también en lo accesorio, con remates por bajo, circular abrochado con pase del desprecio y toreo en redondo de rodillas. Muy completa su labor, demostrando actitud y capacidad, abrochando a dos manos y rematando de pinchazo y estocada baja, siendo premiado con el doble trofeo.

Brindó y agradeció Javier a Manuel Díaz y Juan José Padilla antes de iniciar su faena al sexto, de La Quinta, con el que nuevamente mostró disposición y capacidad. Bueno el utrero de la familia Martínez – Conradi, que humilló y embistió largo, con enorme clase. Aprovechó esas virtudes “Lagartijo” para firmar una brillante labor en la que sobresalieron muy buenos muletazos por ambos pitones y excelentes remates, muy personales. Se recreó por momentos el novillero, disfrutando de una tarde que tardó en llegar pero que ha podido saborear y redondear con un gran triunfo. De no ser por el pinchazo hondo con el que terminó su labor, hubiese paseado de nuevo el doble trofeo. Una oreja finalmente, tres en total, y una salida a hombros que, a buen seguro, le sabrá a gloria y, si hay justicia, le debe servir.

Almadén (Ciudad Real). Corrida mixta. Lleno.

Cuatro toros de Guadalest, bien presentados y de juego desigual. El mejor, el cuarto. Un novillo de Guadalest, de correcta presentación, con movilidad y calidad, y un novillo de La Quinta, bien presentado y de excelente juego.

Manuel Díaz “El Cordobés”: Silencio y ovación tras aviso.

Juan José Padilla: Oreja y dos orejas.

Javier Moreno “Lagartijo”: Dos orejas y oreja.

Al finalizar el paseíllo, se guardó un minuto de silencio en memoria de Víctor Barrio.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Juan J. Espinosa

Fotos: Marta Vergudo / J.L. Cuevas