Rafael Reyes: “Tarde o temprano el tren parará en la puerta de mi vida, y si realmente quiero, tengo que cogerlo”

rafaelreyes“Es difícil levantarse con las mismas ganas, ilusión y afición todos los días”

El novillero cordobés Rafael Reyes, que en la presente temporada aún no se ha vestido de luces ni hasta el momento ha podido sumar ninguna actuación, ha dejado algunas reflexiones sobre su situación actual en su cuenta personal de Instagram, a través de la cual ha transmitido que “el banquillo de los toreros es muy duro, nadie se acuerda de tu pasado ni siquiera de quién eres o has hecho”.

Sin embargo, para Reyes, tal y como prosigue en su reflexión “si uno confía en sí mismo y sabe que el momento llegará, tarde o temprano el tren parará en la puerta de mi vida, y si realmente quiero, tengo que cogerlo”

A principios de la campaña, con el acuerdo de apoderamiento alcanzado con Manuel Morales, el objetivo marcado por el cordobés y su nuevo mentor era debutar con picadores, para lo que, entre otras cosas, se mantuvieron conversaciones con la nueva empresa gestora del Coso de Los Califas, llegando a proponer de forma pública un cartel para dicho debut. Finalmente, tras truncarse esta posibilidad, la temporada ha ido avanzando sin que por el momento se haya visto alcanzado ese objetivo. Pese a ello, y a que “es difícil levantarse con las mismas ganas, ilusión y afición todos los días”, Rafael Reyes expresa que “todavía sueño con vestirme de marino y oro escuchando “Manolete” en la ciudad de los califas como novillero con picadores”. Incluso, va más allá en este deseo. “Sueño estar vestido de blanco y oro y mirar a mi lado y ver a Finito de Córdoba como padrino de mi alternativa en un futuro”, en clara alusión a que, a pesar de los duros momentos que atraviesa profesionalmente, no piensa arrojar la toalla.

Para finalizar, agradece a los que están a mi lado apoyándome…y los que se han ido de mi lado, también gracias, por abrirme los ojos”.

 Foto: José Carlos Millán