Rocío Romero, a dar un paso más

rocioromeropaseilloUnas horas antes de afrontar el primero de sus compromisos de agosto, mes intenso en el que tiene cerradas hasta doce fechas, hemos dialogado con la novillera cordobesa Rocío Romero que, además de hacer balance de su temporada hasta ahora, nos ha hablado de las sensaciones con las que afronta el tramo más importante y decisivo de la misma. “Está siendo una temporada especial, en la que pasito a pasito voy avanzando, mejorando y cumpliendo sueños poco a poco, como torear en la feria de Córdoba o debutar en Francia. Sinceramente, me siento muy feliz e ilusionada, estoy disfrutando en los entrenamientos, en los viajes, en la plaza, toreando… Me encuentro en muy buen momento y con muchas ganas de seguir aprendiendo y avanzando”.

El salto cualitativo que buscabas para este año ¿se está produciendo? ¿En qué has notado que estás experimentando mayor evolución?

Pues sí, perseguíamos ese salto y creo que se está logrando dar, tanto por lo que hemos toreado como por lo que hay planificado para agosto y septiembre, pero como siempre he dicho, cada día es una oportunidad y hay que luchar cada tarde para que sigan saliendo más novilladas. En lo que respecta a mi evolución, me estoy notando mejoría sobre todo a la hora de pensar, de estructurar faenas, ya que cada vez el repertorio es mayor, se van improvisando cosas nuevas y cada vez las faenas son más compactas y redondas, aunque sigo teniendo miles de cosas por aprender y que espero que a lo largo de la temporada y de los años vaya aprendiendo poco a poco.

Hablemos de compromisos importantes que ya has tenido este año, como tu participación en distintos certámenes, llegando a la final en varios de ellos, o tu presentación en Córdoba, antes mencionada. ¿Qué ha supuesto para ti todo eso?

El comienzo de temporada no fue el soñado en cuanto a resultados, ya que por una serie de circunstancias la cosa no terminaba de arrancar. Sabía que estaba preparada, que el invierno había sido duro y el trabajo realizado muy bueno, pero el triunfo se resistía. Hasta que llegamos a Villaseca de la Sagra, en el certamen del “Alfarero de Plata” y conseguimos entrar en la final, al igual que en Francia. También llegó Peñaranda, donde conseguí ganar el bolsín. Ahí, además de los resultados, las sensaciones fueron muy positivas y eso me dio mucha moral. Luego vino la tarde de mi debut en Córdoba, una tarde especial, de esas que te llenan de ilusión para seguir luchando, y si además, como fue el caso, puedes conseguir triunfar, si no totalmente por lo menos en parte, eso te da un empujón mayor.

Tienes por delante un mes de agosto plagado de fechas, muchas de ellas como recompensa a triunfos pasados. Es cierto que en ocasiones se suele decir que no hay mucha justicia en el toreo y que no se premia lo hecho en el ruedo. No obstante, en tu caso, estamos viendo que las recompensas van llegando. ¿Cómo lo valoras?

A veces si hay justicia y a veces no. Así pasa en el toreo y en casi todas las facetas de la vida, pero cuando lo das todo por algo, al final llega la recompensa. En ese sentido, me siento muy feliz cada vez que puedo disfrutar de la recompensa de torear, que es por lo que lucho y por lo que doy todo día a día. Además, tengo la gran suerte de estar con Antonio, que esta haciendo una grandiosa labor. Creo que formamos un buen equipo y estamos muy bien compenetrados.

Además de su labor en la gestión de tu carrera, ¿qué te está aportando “Ecijano II” a nivel artístico y personal?

A nivel artístico Antonio me aporta mucho, ya que son muchos los años que lleva en esta profesión. Por eso, estar con él me da mucha tranquilidad. Tengo una confianza plena en él y en todo lo que hace por mí. Además, es una bellísima persona, tanto él como su mujer y sus hijos, a los que quiero como una familia.

Por último, centrándonos en las fechas que tienes confirmadas para el mes de agosto, ¿cuál o cuáles esperas con mayor ilusión?

En todas tengo muchísima ilusión depositada, aunque si tuviera que quedarme con algunas, serían el festival de este sábado en Lanzahíta, donde tendré la suerte y el honor de hacer el paseíllo con el maestro “El Fundi”. También me hacen mucha ilusión las novilladas mixtas de Sigüenza y Solanillos del Extremo, y la novillada de Peñaranda de Bracamonte, que es el premio por ser la triunfadora de su bolsín. Aunque sin duda, la que más ilusión me hace es la de Dos Torres, puesto que es la única que torearé en la provincia de Córdoba y, especialmente, porque será ante la gente de mi pueblo.

Juan J. Espinosa

Foto: José Carlos Millán