Rocío Romero: “La exigencia este año será mayor”

rocioromero“Me siento preparada y con muchas ganas de afrontar nuevos compromisos”

Fue la joven promesa de nuestra tierra que más se prodigó en los ruedos la pasada temporada y ha sido la primera en iniciar la presente. Rocío Romero, en continuo crecimiento, sigue caminando hacia un futuro que, como es lógico, le irá deparando retos cada vez mayores y más exigentes. Buena señal, sin duda, que eso sea así. Signo de que el caminar lleva buena dirección y la evolución sigue siendo constante.

Rocío, si el año pasado había que esperar hasta el mes de abril, en 2016 la temporada ha madrugado para ti, ya que has toreado ya tu primera novillada, el pasado 28 de febrero en Motril. ¿Cómo fueron las sensaciones?

Las sensaciones fueron buenas, no con el final que buscaba, pero a pesar del mal día que se presentó, sobre todo por lo molesto del aire, pude disfrutar de la tarde.

Aunque empezabas pronto, ya había ganas, ¿verdad?

Pues sí, porque aunque la primera novillada haya sido en febrero, para mí el invierno se ha hecho largo. Estaba deseando volver a vestirme de luces y empezar una temporada que se presenta muy bonita y que me llena de ilusión y responsabilidad.

rocioromeromotril

¿Cómo ha sido el invierno? ¿En qué aspectos has incidido más dentro de tu entrenamiento?

Ha sido un buen invierno, de mucha preparación, tanto física como mental. Un invierno en el que hemos hecho mucho hincapié en el manejo del capote. También nos hemos centrado en fallos que tenía el año pasado, viendo vídeos y analizando las faenas de la temporada pasada, para corregir y mejorar.

El campo siempre es la gran prueba, previa a la plaza, a la que uno se enfrenta para calibrar su preparación. Cuéntanos cómo te ha ido en los tentaderos en los que has podido participar.

Este año he tenido la oportunidad de ir al campo de invitada y ahí es donde realmente se ve si ha servido el invierno o no. Me he encontrado muy a gusto delante de las vacas, con más seguridad y haciendo las cosas más despacio. Siento que las ideas fluyen con más rapidez y cada vez voy dominando más los terrenos, aunque todavía me faltan infinidad de cosas por aprender. Eso sí, estoy llena de ilusión y de ganas por aprenderlas.

rocioromero

Entre las diferentes oportunidades que has tenido de ir al campo, ya sea como invitada o como tapia, has estado varias veces últimamente en Saltillo. ¿Qué diferencia has encontrado en La Vega respecto a otros sitios? ¿Qué te aporta ponerte delante de las vacas de Moreno Silva?

Así es. He tenido la gran suerte de disfrutar de muchas vacas en La Vega, tanto de aficionada viéndolas embestir, con esa humillación y bravura propia de los “saltillos”, como toreando. Es una ganadería que a mí me aporta mucho, pues son vacas muy serias, con mucha calidad, que haciéndole las cosas bien y con entrega responden de forma excepcional. Estoy muy agradecida a Don Joaquín por el trato que me ha dado siempre, así como por darme la oportunidad de torear en su casa.

La temporada, que como decíamos, ha comenzado pronto, aguarda ya fechas concretas, tanto en novilladas como en certámenes en los que has sido seleccionada, como el de Villaseca, Prensa Taurina, Bougue, Ledesma y Peñaranda. Estos bolsines serán una experiencia nueva para ti. ¿Qué esperas de ellos?

Sobre todo, espero poder sacar lo mejor de mí, dejar buenas sensaciones y aprovechar las oportunidades. Son citas bonitas que me hacen mucha ilusión, como torear por primera vez en Francia, o estar en certámenes tan importantes como los que me has nombrado. Espero estar a la altura, seguir demostrando avances y aprender de estas nuevas experiencias, que estoy segura de que me aportarán cosas muy positivas.

IMG-20160311-WA0009

En cuanto a los objetivos de la temporada, además de intentar igualar, o superar, los festejos toreados el pasado año, estará también aumentar la exigencia en cada uno de ellos. ¿Te ves preparada para dar ese paso adelante tu andadura como novillera sin picadores?

Como bien dices, este año la exigencia será mayor en todos los aspectos. El año pasado fue un año de rodaje y de toma de contacto en el nuevo escalafón. Para éste, habrá que asumir mayor responsabilidad, pero me siento preparada y con muchas ganas de afrontar nuevos compromisos. Todo eso me hace pensar y sentir que tengo por delante un año bonito en el que, como siempre he dicho, torear más o menos dependerá de mí y de lo que me vaya ganando cada tarde. Las oportunidades van a llegar y soy muy consciente de que hay que estar muy preparada para aprovecharlas.

Para terminar, e independientemente del objetivo numérico, ¿qué diferencias entre la Rocío Romero de marzo 2016 y la del próximo mes de octubre te gustaría que apreciáramos?

Me gustaría alcanzar esa madurez que busco en la plaza, una regularidad en los triunfos y, sobre todo, me gustaría acercarme más al toreo que siento y que me gustaría expresar. Si cuando acabe la temporada siento que he avanzado hacia todo eso y que he conseguido los objetivos, me sentiré feliz. Si además de sentirlo yo, consigo que lo sientan los demás y que lo aprecien, será un motivo más de satisfacción. Para lograrlo, o por lo menos para intentarlo, el camino es el esfuerzo, las ganas y la superación. Ojalá me acerque a todo lo que deseo.

Juan J. Espinosa

Fotos: Verónica Ruiz / Jesús Romero