Semana grande en la Subbética

IMG_20160822_130824La coincidencia de fechas en ferias y fiestas de municipios próximos que tradicionalmente ofrecen espectáculos taurinos, puede suponer un contratiempo o una ventaja, según la forma en la que se gestione el producto que se pretenda ofrecer, en este caso los diferentes festejos que se quieran anunciar en las distintas plazas.

Un caso que puede ejemplificar lo anterior es el de Priego, Cabra y Lucena, grandes localidades de la Subbética cordobesa, cuya distancia máxima entre una y otra es menor a 35 kilómetros. Las tres celebran, en los primeros días de septiembre, sus respectivas ferias. Tres pueblos con plaza de toros. Dos de ellas, Cabra y Priego, históricas y referentes en la provincia, con renovada salud en los últimos años, y la tercera, Lucena, con apenas 10 años de vida y en vías de remontar el vuelo y conseguir estabilidad. Los tres cosos gestionados por la misma empresa, Campo Bravo, y los tres con oferta taurina a razón de los días feriados de cada población.

Sobre el papel, ahora que ya son públicos los carteles de las tres plazas, todo un acierto de programación. La variedad, tanto de ganaderías como de toreros actuantes, es un hecho. Albaserradas, Núñez o Domecq, saldrán por chiqueros, mientras que por la puerta de cuadrillas, aparecerán tanto diestros consagrados y figuras como de tirón taquillero, así como emergentes, jóvenes revelación y triunfadores. Todo ello, en tres corridas de toros y una de rejones, para conformar, sin duda, una oferta taurina de gran categoría en la comarca. Por poner un “pero”, se echa en falta una novillada, aunque también hay que reconocer que el trabajo y los resultados se están viendo progresivamente, año a año, y es de esperar y desear que poco a poco todo vaya llegando.

De momento, nos encontramos con una feria de Priego, los días 3 y 4 de septiembre, en la que se dan la mano muchos alicientes. Alicientes que debieran servir para acabar con etiquetas solo dividen – como “torismo” o “torerismo” – y para fomentar una tauromaquia diversa y con cabida para todo aquel que quiera acudir con libertad a disfrutar y emocionarse con un espectáculo único. Es por ello que los nombres de Adolfo Martín, Javier Castaño, Paco Ureña, Daniel Luque, Tapatana (Carlos Núñez), “El Cordobés”, Francisco Rivera y Alberto López Simón, unidos a una plaza de tanto sabor como “Las Canteras”, bien merecerían una respuesta de público que engrandeciera esta feria y diera argumentos para su permanencia en el tiempo.

Y si la feria de Priego es de nota, no le va a la zaga el cartel programado en Cabra para el 7 de septiembre, con motivo de la feria de la Virgen de la Sierra. Atractivo para aficionado y público en general, con Finito de Córdoba, Alejandro Talavante y Roca Rey, que lidiarán toros de Núñez de Tarifa. Un cartel a la altura de lo que la plaza de toros de Cabra siempre fue.

Para terminar, Lucena, que tras unos años de dura travesía por la nefasta gestión empresarial y, dicho sea de paso, por el poco acierto de sus propietarios a la hora de elegir arrendatario, recuperaba el pulso el pasado 16 de julio, justo cuando cumplía una década de existencia. El broche a esta temporada para la esperanza se quiere poner el sábado 10 de septiembre, en plena feria del Valle, con una corrida de rejones en la que, con toros de Las Monjas, están anunciados Pablo Hermoso de Mendoza, para el que sobran las presentaciones, y Lea Vicens; ambos en prácticamente todas las ferias de España. Junto a ellos, una joven promesa que puede decir mucho en el futuro; el herrereño Manuel Moreno.

En suma, una semana grande en la Subbética. Un comienzo más que ilusionante del septiembre taurino que tendrá un cierre de altura con la no menos atractiva feria taurina de Pozoblanco, programada por Antonio Tejero.

Porque bien está lo que se hace bien y justo es que así se reconozca.