Tarde de gloria para Perera en Cabra

Indulta a “Ojerizo”, de Luis Algarra

Se llevó la tarde Miguel Ángel Perera en la corrida celebrada ayer, Sábado de Gloria, en la localidad cordobesa de Cabra. Tarde muy completa para el de La Puebla del Prior, que volvió a dejar estela de figura a su paso por la localidad de la Subbética.

Toda la tarde muy entregado e imponiendo su concepto de toreo, el extremeño abrió plaza con “Sacristán” al que recibió con un ramillete de verónicas sacándoselo hacia los medios. Tras una breve entrada al caballo y un efectivo tercio de banderillas, Perera, siempre en figura ayer en Cabra, con una seguridad pasmosa, fue dominando al astado hasta tenerlo a su merced y, en un palmo de tierra, endilgarle muletazos de frente y por detrás, con la ligazón como base de las tandas. Seguro estoqueador, dejó una estocada entera algo tendida, consiguiendo el doble trofeo. Sin embargo, iba a ser en el cuarto cuando iba a conseguir los momentos más cotizados de la tarde. Por toriles salió un castaño marcado con el número 58 y de nombre “Ojerizo”. De nuevo verónicas de recibo y de nuevo de la marca Cepeda, con sumo gusto y con el compás entreabierto. Entrada breve al caballo, rehiletes y Perera a los medios. Allí citó al de Algarra que se fue buscando la franela presto al cite. Pases cambiados por la espalda para iniciar la faena. Magníficas tandas con la diestra y al natural, con ambas manos. Prescindió el pacense durante prácticamente toda la faena de la espada de ayuda. Se mantenía enhiesto, erguido, eje sobre el que, con gran fijeza y clase, giraba la embestida de “Ojerizo”. Toreo en círculo, ligando pases, que uno tras otro iban calentando a un público que ya comenzaba a pedir el indulto, que acabaría concediendo el Presidente para alegría general. Dos orejas y rabo simbólicos y vuelta al ruedo apoteósica en compañía del mayoral y del joven ganadero.

De Cayetano, en el corrido en segundo lugar, destacamos el torerísimo inicio de faena sentado en el estribo continuado de rodillas, saliéndose con “Olivero” hacia las dos rayas de picar. Faena con altibajos, pero con detalles de mucho gusto, medida en su duración y pulcra en líneas generales. Saludó desde los medios, tras petición de oreja, una vez hubo despenado a su antagonista de una estocada que asoma y una estocada entera algo contraria. Con el quinto, dejó verónicas con empaque, tanto de recibo como en su quite correspondiente, creando una faena en la que compuso la figura consiguiendo en algunos momentos esa profundidad que tan difícil es alcanzar. Una estocada entera fue el preludio de una cariñosa vuelta al ruedo con una oreja como premio.

Se presentaba el joven diestro peruano Joaquín Galdós en el Coso de la Avenida de la Constitución. En su lote meció el capote con gusto, procurando torear a compás. Fueron ambas faenas de largo metraje, buscando el encaje en el embroque sin olvidar la estética del muletazo, y es verdad, que en algunos pasajes, lo consiguió. Por ambos pitones se justificó el diestro limeño, con una técnica limpia, no renunciando nunca a la opción de triunfo. Con la espada, se deshizo del tercero de la tarde con media y descabello y con el que cerraba plaza con una estocada baja, consiguiendo vuelta al ruedo tras petición y una oreja, respectivamente.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Cabra. Más de media entrada en tarde agradable temperatura.

Toros de Luis Algarra, correctos de presentación y de buen juego en general. El cuarto, de nombre “Ojerizo”, numero 58, indultado. El resto, al arrastre: ovación, palmas, silencio, palmas y palmas.

Miguel Ángel Perera: Dos orejas y dos orejas y rabo simbólicos.

Cayetano: Ovación y oreja.

Joaquín Galdós: Vuelta al ruedo y oreja.

Al finalizar el festejo, el mayoral de la ganadería de Luis Algarra, José Antonio Honrado, ha acompañado a Miguel Ángel Perera en su salida a hombros.

Crónica y galería fotográfica: Rafael Sánchez Pineda